8/02/2010

**No sé tu nombre**

Cuando tuve la oportunidad de estar cerca de ti, sentí que el tiempo se detuvo.
Que sólo estábamos tu y yo..Aquí.
Me olvidé de todo a mi alrededor...sólo estabas tu.
Tu cuerpo fué como un imán que me atrajo hacia  tí, mientras yo buscaba mi voluntad para decirte que no, más me acercaba a ti. 
En mi cabeza pasaban pensamientos racionales y pedían a gritos a cada poro de mi cuerpo que se calmara, se tranquilizara...poco a poco...sin apuro.. pero, mi cuerpo no respondía a mi cerebro... sólo a tu ser.
Estabas demasiado cerca de mi.. Tu aliento era el viento que soplaba una llama en mi interior y estaba a punto de desbordarse.
Tu voz me invitaba a tomarte, a conocerte, a perderme en tí.
Y en ese momento tus manos, grandes, fuertes y seguras empezaron a recorrer mi piel... Fué como un salto al vacío.. Sentía que estaba cayendo en tu juego, y ya no había ni el tiempo ni la voluntad de volver atrás.

No sé cuánto tiempo pasó entre una mirada, un aliento y tus manos. Sólo sé que mi cuerpo explotaba y pedía a gritos que me usaras para tus más profundos deseos... Aquellos que nadie conocía... ni tu mismo! Tómame!!! ...Todo mi ser estaba ahí.. a tu merced!

 No sé en que lugar estaba, si había gente cerca o no...No sé que hiciste... Pero... el recorrido de tus manos se hizo más intenso y rasgaban todo lo que les estorbaba a su paso.. No había tiempo de preámbulos, de protocolos, de conversaciones educadas, ni de frases tiernas.

Nuestros alientos se cruzaron, tu boca no me dejaba decir nada, todo mi cuerpo quemaba y de repente...estabas haciendo estragos en mi ser. Sentía que caia a un abismo y no importaba si moría. Lo único importante era que quería seguir cayendo.

No sé si fueron segundos u horas, el tiempo se olvidó de nosotros.

El deseo, el instinto, la ocasión, la fantasía y la casualidad eran uno sólo.

Me llevaste por un camino de lujuria y pasión. Lo que tu pidieras... Aquí estaba toda yo. Todo lo que quisieras hacer, sólo tenías que hacerlo! sin permiso...Mi cuerpo... ya no era mio...era tuyo.

Nuestros cuerpos estaban mojados y parecían uno sólo...No era necesario poses ni comodidades. El cansancio no estaba.. Sólo tu...

Y fué en ese instante cuando sentí que mi cuerpo se desvanecía en tus brazos. Nuncá imaginé llegar a donde llegué contigo.

No sé cuánto tiempo pasó...No sé en que lugar estaba...No sé tu nombre... Sólo sé que...Desperté.


Dhaisy Ascencio Cajamarca

12 comentarios:

Pedro dijo...

Caramba que bien se siente leer una descripcion tan apasionada, te hace erizar la piel y querer sentirte alli, con Dhaisy...que excitante fue leerte! WOW!!!

Laura Cristina López Mata dijo...

demasiado con excelente.. paseas creas ansias y das un giro inesperado... ME ENCANTO

Walezca Barrios dijo...

amiga! excelente. Lográs que unos ee sienta parte del momento, de los sentimientos y de la locura del momento. Logras envolver al lector denro del relato. Mis respetos!

VIVIANGILRO dijo...

Woww me encantó.

Mozart dijo...

Me encanto! excelente

jocmartinez dijo...

Excelente Vecí... ♥

TuRemanso dijo...

Un relato con toda la fuerza de la libido. Te envuelve y te atrapa. Muy bien logrado. Congrats!

jose dijo...

Guao! Excelente! Mejor imposible! Un besosote, abrazote!

Cristofer dijo...

ufff....!

Chica, pero que relato te haz mandado... te felicito... muy bueno.

Saludos

Para llorar un poco dijo...

Que bonito post :)

Harold Sanchez dijo...

Me gusta tu estilo.

Puras Mentiras puras dijo...

Desde el otro lado de ese mundo de sensaciones te leo y asombrado me espejeo. Bien